**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


viernes, 16 de diciembre de 2011

ABUELITOS

Por qué
la abuela de Claudio
no es viejita?
preguntó hace más de cuarenta
años
un amiguito de mi hijo
En esa época
las abuelitas
eran señoras canosas
sin o con poca pintura
vestidas con recato
colores entre el gris y negro
nada de glamour
y eso que algunas
tenían poco más de cincuenta
Los nonitos vestían
siempre
saco,camisa y corbata
y por supuesto
calzaban zapatos
con medias
luego se animaron
al mocasín sin medias
después al vaquero
con chombas
más tarde
el equipo jogging
y zapatillas
Las abuelas siguieron
bastante discretas y familieras
pero teñían el pelo
se hacían manicura
se maquillaban,
otras más osadas la emprendieron
con lifting, lolas y botox
en los labios
lipoaspiración para la panza
y algunas les roban
la ropa y bikinis
a sus hijas
ya no se acostumbran
los calzones
de antaño,
ahora son tangas
En cambio ellos
tiraron la chancleta
se divorcian
y tienen novias más jóvenes
que cambian a piaccere
Ellas hacen cursos
de pintura
artesanías
tejidos
talleres de memoria
literarios y
como dice un cuento
que circula en Internet
cambiaron el punto cruz
por el punto com
son expertas
en enviar mensajitos
para ahorrar en teléfono
muchas luego de jubilarse
ingresaron a la Universidad
y casi ninguna
delata
los años que tienen
por suerte.

Susana Brufman

2 comentarios:

Mahirimah dijo...

Buenísimo!!!Las comparaciones, la realidad así presentada, de alguna forma nos quita ese miedo lógico a envejecer...
Excelente!!!Con justa razón es premiada!!!... sus obras son geniales, y eso me hace pensar en que si a ella le parece, como me dijo, que soy "un elemplo", me debo enorgullecer de ello...
besos al alma a Susana y a tí Myrian...

Susana Brufman dijo...

gracias chiquita preciosa,comentarios como el tuyo me permiten vivir feliz,un enorme beso de esta abuelita medio loca que pasó de las ciencias exactas a la poesía a los 70