**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


martes, 5 de junio de 2012

ESTRÉS


En ciertos países, la ansiedad y la depresión son los problemas de salud mental más comunes, y en la mayoría de los casos éstos son causados por el estrés. Existen además estudios que sugieren que una cuarta parte de la población tendrá un problema de esta índole en algún momento de su vida. Un poco de presión puede resultar muy productiva: te da motivación y te ayuda a realizar de mejor manera tus actividades diarias. Sin embargo, demasiada presión o períodos prolongados bajo este factor pueden generar estrés, el cual es sumamente perjudicial tanto para la mente como para el cuerpo. 

Cada persona reacciona de forma diferente al estrés. Existen incluso algunas que pueden mostrar un umbral de tolerancia más elevado que otras; pero el estrés es siempre se manifiesta a través de consecuencias que entorpecen el desarrollo físico, mental y emocional del individuo. 


Si el estrés se prolonga o intensifica, podrías estar desarrollando alguna otra condición negativa, como: 
* Depresión
* Ansiedad
* Insomnio
* Presión arterial elevada (hipertensión)
* Estómago y úlceras duodenales
* Asma
* Artritis reumatoide
* Hipertiroidismo

Estas condiciones también pueden conducir al desarrollo de otros graves problemas de salud. Por ejemplo, la presión arterial elevada o hipertensión puede hacerte propenso a desarrollar enfermedades del corazón o sufrir un derrame cerebral. 


El estrés afecta a cada persona de diferente manera, por lo que se puede manifestar de diferente manera: 
Las sustancias químicas que se liberan por tu cuerpo como resultado del estrés pueden acumularse y, con el tiempo, causar diversos malestares mentales y físicos, como los que se enumeran a continuación: 

* Ira
* Depresión
* Ansiedad
* Cambios bruscos de humor y comportamiento
* Antojos de alimentos
* Falta de apetito
* Llanto frecuente
* Dificultad para dormir
* Sensación de cansancio
* Dificultad para concentrarse

* Dolores en el pecho
* Estreñimiento o diarrea
* Calambres o espasmos musculares
* Mareos
* Desvanecimientos
* Compulsión por morderse las uñas
* Ataques nerviosos
* Hiperhidrosis
* Dificultades sexuales como la disfunción eréctil o la pérdida del apetito sexual
* Dificultad para respirar
* Dolores musculares

Si has experimentado algunos de estos síntomas durante un largo período de tiempo, podrías estar en riesgo de desarrollar problemas como presión arterial alta, la cual puede causar ataques al corazón e incluso un derrame cerebral. 


El estrés, al manifestarse de diferentes maneras y a partir de diferentes causas en cada individuo, no está relacionado completamente con algún motivo específico. Sin embargo, existen varios factores que pueden llevar a él y desencadenar sus síntomas en el organismo. Algunas de estas causas son: 
* Presiones económicas
* Presiones laborales
* Relaciones personales
* Pérdidas o duelos
* Problemas familiares
* Cambios radicales en cualquier ámbito de la vida diaria


Tu médico de cabecera es capaz de diagnosticar el estrés a partir de los síntomas que presentes. Sin embargo, es posible verificar que no se trate de algo más complejo a través de pruebas de orina, sangre o evaluaciones físicas generales. 

Además, un diagnóstico de estrés puede estar apoyado en información obtenida a partir de una entrevista médica en la que se hable de tu historia clínica familiar y tu vida personal.


Muchas personas se rehúsan a pedir ayuda cuando se sienten mal, ya sea por sentirse avergonzados o sobrevalorar su capacidad para lidiar con un “simple” problema de estrés. Sin embargo, es importante que al presentar cualquiera de los síntomas ya mencionados se hable con un especialista, especialmente si éstos interfieren con tu vida diaria.

Fuente:  Instituto de Inmuno Oncología Dr. Ernesto J.V. Crescenti


No hay comentarios: