**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


viernes, 12 de agosto de 2011

SÍNDROME DE KORSAKOFF

El síndrome de Korsakoff es un trastorno de la memoria causado por una deficiencia de vitamina B1 (tiamina). Afecta principalmente a la memoria de corto plazo. Una enfermedad relacionada, el síndrome de Wernicke, ocurre con frecuencia antes del síntoma de Korsakoff. Debido a que los síntomas de ambas enfermedades ocurren simultáneamente, con frecuencia son denominadas como el síndrome de Wernicke-Korsakoff.
Causas
La causa más frecuente de deficiencia de tiamina y, por lo tanto, del síndrome de Korsakoff, es el alcoholismo. Sin embargo, este síndrome también se observa en personas con trastornos alimenticios, que hacen dietas compulsivas o que se sometieron a cirugía para la obesidad. Las personas que reciben diálisis o nutrición intravenosa a largo plazo, o que tienen una enfermedad crónica, como el SIDA, tienen mayor riesgo. El requerimiento diario de tiamina es de 1 a 3 mg por día.
La tiamina es necesaria para la memoria y otra funciones cerebrales. Las personas que toman mucho alcohol suelen reemplazar la comida con alcohol. Como resultado, ingieren menos vitaminas, lo que produce deficiencias. Además, el alcohol incrementa la necesidad del cuerpo de la vitamina B e interfiere con la capacidad de absorción, almacenamiento y uso de los nutrientes.
No todos los alcohólicos sufren el síndrome de Korsakoff, lo que ha llevado a pensar que ciertas anomalías genéticas pueden hacer que algunas personas sean más susceptibles a esta afección. La edad, aparentemente, también es un factor de riesgo para el síndrome de Korsakoff. Los alcohólicos de edad avanzada son más susceptibles a desarrollar este trastorno. Los efectos directos del alcohol en los nervios del cerebro pueden también contribuir.
Factores de riesgo
Alcoholismo.
Susceptibilidad genética
Edad avanzada
Vómito persistente que conlleva a la desnutrición
Afecciones o procedimientos (p. ej., cirugía para la obesidad) que pueden provocar una ingesta de alimentos o absorción de nutrientes insuficientes
Síntomas
Los síntomas principales del trastorno relacionado, el síndrome de Wernicke, se manifiestan de forma aguda. Éstos incluyen:
Dificultad al caminar y con el equilibrio
Confusión
Somnolencia
Parálisis de algunos músculos oculares
Neuropatía periférica
El síntoma principal del síndrome de Korsakoff es problemas severos en la memoria. Esto se nota más claramente con eventos recientes o nueva información. Con frecuencia, las personas que sufren esta afección no saben ni el día ni la fecha. Sin embargo, la memoria de largo plazo y la capacidad intelectual general usualmente permanecen intactos. Para llenar los huecos de la memoria reciente, estos pacientes tienden a inventar información de acuerdo con la situación. Esta situación se llama confabulación.
A diferencia de las personas con otro tipo de deficiencias de la memoria, como la enfermedad de Alzheimer, los pacientes con síndrome de Korsakoff parecen no ser conscientes de su problema. Típicamente, no se preocupan ni se angustian cuando se les señala la presencia de la enfermedad. También tienden a manifestar cambios emocionales, incluso indiferencia o poca respuesta (o ninguna) ante los eventos que suceden a su alrededor.
Diagnóstico
El doctor lo interrogará respecto a sus síntomas e historial médico y determinará sus funciones mentales. Evaluar su capacidad para aprender nueva información es la forma más efectiva para determinar si usted padece este trastorno. Si usted es alcohólico y/o padece el síndrome de Wernicke, el síndrome de Korsakoff es considerado como la causa más probable de su pérdida de la memoria.
Tratamiento
El tratamiento implica recibir iamina por vía intravenosa y beber mucho líquido de inmediato. Debido a que la mejora es lenta, usted debe complementar su dieta tomando tiamina por varios meses. Si la causa es el alcoholismo, también necesitará tratar este problema.
Prevención
Una dieta adecuada es fundamental. Los alimentos ricos en tiamina incluyen lentejas, guisantes, cereal fortificado, nueces, espinaca, naranjas, leche y huevos.
No consuma alcohol o hágalo con moderación.
Si tiene problemas con la bebida, hable con su médico en seguida sobre las opciones de tratamiento.

1 comentario:

Diana Profilio dijo...

Artículo Muy interesante, nunca la había sentido nombrar! (o no me acuerdo... jejeje) Besotes!!