**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


viernes, 25 de noviembre de 2011

PANTALLAS DELGADAS, NIÑOS GORDOS (por Pilar Sordo)

Parece una frase para la risa, pero tiene mucho de cierta. Nuestras pantallas, todas, las teles y los computadores son cada vez más livianas y delgadas y nosotros estamos cada vez más gordos.
Las explicaciones podrían ser muchas, pero yo desde mi pequeñez quiero solo hacer reflexionar en una de ellas y que de verdad creo que puede ser clave y que además depende de todos el poder modificarla.
Me refiero al concepto clave del siglo en educación y en salud y que pasa por el desarrollo de la fuerza de voluntad. Cuando los países empiezan a resolver de a poco el tema de la pobreza extrema, empezamos a tener la sensación de las cosas fáciles son las deseables y las que hay que buscar. A nosotros nos queda mucho en esta superación pero esa búsqueda de lo fácil está instalada en casi todos los ámbitos sociales.
Es más fácil comprar una lavadora de inmediato sin importarnos si con eso pagamos cuatro lavadoras, nos falta paciencia. Es más fácil tomar adelgazantes que hacer dieta y puede ser más fácil operarse que hacer ejercicio.
Ya no subimos escalas, preferimos las mecánicas, tomamos ascensores y queremos que el auto nos deje en la puerta. Calentamos la comida y ojala no sea muy preparada.
Algo nos pasa con la voluntad, no hacemos ejercicio y estamos mucho pero mucho tiempo frente a las pantallas. Comemos en bandeja y sin mucha conciencia de lo que comenos. En fin podría seguir y no terminaría nunca, la clave es entender que “pulir el alma” es lo que mejor nos hace, que la fuerza de voluntad es lo único que nos produce placer y que hay pocas cosas más agradables que ganarle la batalla a algo que nos cuesta.
Chile es un país que tiene problemas en el disfrute de las cosas difíciles, en el cultivo de la fuerza de voluntad somos débiles y nos cuesta disfrutar con el deber. Quizás esto explique en parte, solo en parte porque estamos engordando tanto.
Puede ser el comienzo de un cambio.

PilarSordo.cl