**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


viernes, 5 de febrero de 2010

FRANCISCO VARALLO

El eterno goleador, llegó a los 100 años de vida


Comenzó su carrera en Gimnasia, pero fue en Boca donde brilló. "Pancho", o "El Cañoncito", es el único sobreviviente del primer Mundial de fútbol. Toda una leyenda

A los pocos años ya se asomaba al fútbol en la canchita de Ferro Carril Sud.

En 1923 ingresó a 12 de Octubre, su primer club, de la Federación Platense de Fútbol.

A los 14 años debutó en Primera y marcó el único gol del triunfo como visitante sobre Muelles y Depósitos, en Ensenada.Su fama creció rápidamente en toda la zona y en 1927 lo fueron a buscar para jugar, a prueba, en Estudiantes de La Plata. Se presentó con cuatro goles a Estudiantil Porteño. Jugó en total tres partidos con once goles.

En 1929 ya fue campeón de Primera División (único título de Gimnasia en torneos de liga de la categoría superior)

El 25 de mayo de 1930 hizo su presentación en el seleccionado y marcó el gol del empate en uno frente a Uruguay, por la Copa Newton, en el estadio de San Lorenzo de Almagro. Ese día se ganó el lugar para el primer Mundial que se jugó en Montevideo.

En ese histórico campeonato del cual es el único sobreviviente, participó en cuatro de las cinco presentaciones del equipo argentino

Después de formar parte, entre 1930 y 1931, de una célebre y triunfal gira por toda América con Vélez, al "blanquearse" el profesionalismo se produjo su llegada a Boca.

Le pagaron siete mil pesos. Fue un momento difícil, porque los hinchas de Gimnasia no aceptaron su partida. Hasta llegaron a apedrearle la casa, por lo que tuvo que mudarse a Buenos Aires.

Su campaña en Boca fue gloriosa. Con Roberto Cherro y Delfín Benítez Cáceres formó una sociedad memorable. Fue campeón en 1931, 1934 y 1935. Con sus 193 goles en 222 partidos es el tercer goleador de la historia del club, detrás de Cherro (222) y Martín Palermo (214) y junto con Domingo Tarasconi.

En plena juventud, a los 29 años, tuvo que dejar el fútbol. Una lesión de meniscos en la rodilla izquierda, que en la actualidad posiblemente demandara un mes de recuperación, lo forzó a colgar los botines. En su último partido marcó un gol y Boca le ganó 2-0 a Huracán, el 8 de diciembre de 1939, en la cancha de River, por la Copa Adrián Escobar.

"Siempre fui un delantero con empuje y quería reventar el arco. Me moría por hacer goles y por eso creo que triunfé. Triunfé a mi manera", dijo alguna vez.

Una calle llevará su nombre en la ciudad de La Plata a partir del próximo viernes 12 de febrero, como parte de un programa de homenajes organizados por la Municipalidad platense que incluirá también la creación y entrega a Don Francisco de un premio a la trayectoria y la caballerosidad deportiva.

1 comentario:

Raúl dijo...

Deportista de otros tiempos, qué grande...Todo un señor