**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


miércoles, 22 de septiembre de 2010

ENFERMEDADES COMUNES EN PRIMAVERA

Rinitis, conjuntivitis, sinusitis, asma, varicela. Son alteraciones del organismo propias de la primavera,una época intensa para los alérgicos.
La alergia al polen, también llamada fiebre de heno, ataca básicamente a los ojos y a la nariz y, aunque no es grave, resulta muy molesta, principalmente cuando el proceso alcanza sus picos más elevados. Comienza a ceder a medida que empieza el verano.
Las causas del aumento de alergia hay que buscarlas en la contaminación atmosférica y al exceso de higiene que convierte en "perezoso" al sistema inmunológico y produce respuestas inadecuadas.
En primavera hay que vigilar la aparición de enfermedades eruptivas, sobre todo en niños, como la varicela, una enfermedad que es fácil de prevenir con la vacunación.
Las últimas investigaciones de la Academia Europea de Alergia, con sede en Hamburgo (Alemania), apuntan a la contaminación atmosférica y al exceso de higiene, que convierte en "perezoso" al sistema inmunológico y produce respuestas inadecuadas.
Como medida preventiva, los alergistas recomiendan que el enfermo acuda al médico antes de adentrarse en pleno periodo de polinización y manifestar síntomas. Se aconseja a los afectados "no permanecer en parques, jardines o zonas de abundante vegetación, evitando especialmente el césped".
El polen se libera únicamente durante el día y por la noche disminuye su concentración, que llega a ser máxima de cinco a diez de la mañana, debido al efecto de inversión térmica nocturna. De ahí que sea conveniente cerrar las ventanas de la habitación y mantenerla en la penumbra la mayor parte del día.
Hay que tener en cuenta también que los días secos y calurosos son los que tienen mayor acumulación de pólenes, sobre todo si llegan tras la lluvia.
Los especialistas son los responsables de la medicación correcta,y advierten que es necesario tomar la medicación una o dos semanas antes de que se inicie la primavera, para que resulte más eficaz.
Otras recomendaciones complementarias de la Academia Europea de Aleria son una alimentación saludable, con la inclusión en los menús de frutas y verduras en abundancia, evitar el humo del tabaco y los malos olores domésticos, y reducir al máximo el contacto con personas enfermas.
Según los manuales médicos, la rinitis es una afección de la mucosa nasal que produce estornudos, picor, obstrucción, secreciones nasales y en ocasiones pérdida del sentido del olfato. Si persiste una vez acaba la estación primaveral, se trata entonces de rinitis alérgica perenne.
La conjuntivitis puede ser de tres tipos: alérgica, bacteriana o vírica, y en los tres casos suele remitir al cabo de tres o cuatro semanas. La alérgica es la que está más asociada al polen y se manifiesta en enrojecimiento del globo ocular, exceso de legañas y lagrimeo.
La sinusitis, no sólo es molesta, sino que también pueden tener efectos secundarios menos deseables. Esta afección produce obstrucción en los senos, que puede ser causada por bacterias, virus e incluso hongos.
Los pacientes suelen padecer dolores de cabeza y faciales, secreciones purulentas por la nariz y una tos muy intensa, por lo que es muy aconsejable acudir lo antes posible un especialista para tratar de evitar que la sinusitis se convierta en crónica.
En cueno al asma, la ciencia no ha conseguido hasta la fecha controlar esta enfermedad, caracterizada por una obstrucción de las vías respiratorias altas, a pesar de la multitud de tratamientos disponibles. Esto se debe a que, hasta la fecha, el asma se había tratado como una sola enfermedad, con un solo tratamiento y terapia. Sin embargo, las últimas investigaciones han demostrado que el asma está dividida en diferentes fenotipos, por lo que no todas las personas que la sufren son iguales. Hay que tenerlo en cuenta en el diagnóstico, pronóstico y tratamiento.
También en primavera hay que vigilar la aparición de enfermedades eruptivas, sobre todo en niños, como la varicela, una enfermedad que es fácil de prevenir con el simple seguimiento estricto del calendario de vacunaciones.
Aún así, cada año se producen numerosas hospitalizaciones de niños menores y de personas que no han sido vacunadas y, en algunos casos, se producen complicaciones, especialmente en pacientes inmunodeprimidos, que pueden derivar en enfermedades neurológicas, infecciosas o hematológicas.

1 comentario:

cristinA dijo...

En la primavera los alergicos ven acrecentadas sus molestias, pero las soportamos porque es la estación hermosa del año-