**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


sábado, 28 de mayo de 2011

LUIS CÉSAR AMADORI

Luis César Amadori (Pescara, Italia, 28 de mayo de 1902 – Buenos Aires, Argentina, 5 de junio de 1977) fue un director de cine argentino nacido en Italia. Como tantas otras familias italianas que vinieron a buscar fortuna en nuestra tierra, arribó a nuestro país a los cinco años de edad. Cursó sus estudios universitarios en Córdoba, si bien los abandonó en favor de su vocación de escritor y periodista. Fue elegido por Walt Disney para dirigir el doblaje al español de tres de sus películas, Pinocho, Dumbo y Bambi.
Pero su nombre se destacó fundamentalmente en el cine, siendo uno de los directores cinematográficos más prolíficos y más exitosos, durante veinte años. Más precisamente, entre 1936 y 1955, principio y fin de su carrera en nuestro país.
En 1936, dirige junto a Mario Sóficci, el primer film: "Puerto nuevo", cuyo elenco estaba encabezado por los cantantes Sofía Bozán y Charlo. Película de tono romántico, dentro de un contexto social acuciante, adornada con canciones y tangos.
En 1955, sus dos últimos largometrajes: "El barro humano", donde la estrella era su esposa, la popular actriz Zully Moreno y "El amor nunca muere", film de tres episodios con la participación de los actores más destacados del momento.
Durante el lapso mencionado, filmó setenta y ocho películas, donde alternó sin preocupaciones el melodrama, el humor, las comedias y un sinfín de números musicales.
Su mayor éxito, con varias reposiciones, fue "Dios se lo pague", con Zully Moreno, Arturo de Códoba y otros importantes actores. Esta vista tuvo la peculiaridad de ser elegida para participar en los premios Oscar de los Estados Unidos. Su estreno fue en marzo de 1949.
Cuando ocurrió el golpe de Estado de 1955, que derrocó al presidente Juan Perón, su trayectoria se vio interrumpida. Junto a otros artistas fue cuestionado, permaneció preso unos días y finalmente, tuvo que emigrar hacia España, donde permaneció hasta 1970. En su exilio filma dos grandes éxitos "La violetera" y "El último tango", ambas con la gran cantante y actriz española Sarita Montiel.
Su sólida presencia en el cine, opacó primero e hizo olvidar después, la que fuera su primera y nunca abandonada actividad artística: el teatro.
En la década del veinte fue periodista del vespertino "Última hora" y de la popular revista "Caras y caretas", en los que publicó reportajes a gente de teatro, lo que despertó su veta de libretista del género chico. Aquellas sencillas comedias tenían argumentos que servían de excusa para presentar a los intérpretes más populares.
En pocos años, Amadori llegó a ser director y luego propietario del Teatro Maipo que, junto al Teatro Nacional eran verdaderos templos de la lujosa "revista porteña" (género musical similar al "music-hall", con connotaciones costumbristas y picarescas y con referencias a la actualidad política).
Escribir para teatro lo llevó ineludiblemente a escribir también las letras de numerosas canciones, principalmente tangos.
En algunas ocasiones Amadori utilizó el seudónimo de Leo Carter.
El cinco de junio de 1977 fallece en su querida ciudad de Buenos Aires.

No hay comentarios: