**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


lunes, 16 de agosto de 2010

Increíble historia de la mujer que pese a estar en silla de ruedas fue mamá- Ciudad de Córdoba (Argentina)

Verónica Igarzábal, de 36 años, se volvió a convirtir en noticia en los últimos días luego de trascender que pese a sus problemas motrices fue mamá por parto natural.
Hace nueve años que se encuentra postrada en una silla de ruedas, como consecuencia de un violento asalto, y gracias al apoyo brindado por sus familiares y amigos, pudo salir adelante y hacer una vida como cualquier mujer.
Verónica, en diálogo con Cadena 3, relató sus días posteriores al ataque armado sufrido y manifestó su felicidad por la llegada de Jano.
“Con 26 años y una hija de cinco, se nos derrumbó todo. Estábamos pensando en tener otro hijo y sucedió esto. Fue muy difícil, pero con el apoyo de mi esposo y de toda la familia logré salir adelante”, señaló.
“La doctora dudaba de mi deseo de tener un parto normal, no sabía si iba a dar con el puje, pero con la rehabilitación que hago, logré tener una fuerza abdominal que ni yo me la creo. Cuando llegó el momento de probar uno de los pujes era como de una persona que no tenía problemas, los médicos se sorprendieron, me dieron el visto bueno y comenzamos a esperar que el día llegue. En un momento del embarazo el bebé se cruzó, le pedí que se enderezara ya que no quería una cesárea, para tener una mejor recuperación. Entonces le dije: 'Jano si podés, yo puedo', y se enderezó”, aseguró muy orgullosa Verónica.
Finalmente a las 23,55 del 7 de este mes la mujer dio a luz a Jano, un hermoso bebé de 3,450 gramos.
“Es mi segundo ángel, nació sanito. Gracias a Dios y a todo el equipo médico salió todo bien”, manifestó. En ese sentido, Verónica arriesgó que todo salió tan bien que le dieron ganas de seguir con esa tendencia. “Luego de que me fuera tan bien, por ahí me dan ganas de tener otro. Si me gustaría no sé si ya, pero sí querría”, agregó.
Por otra parte, la mujer recordó, con gran pesar, el dramático episodio que la dejó de por vida inmovilizada de sus miembros inferiores.
En su relato, sostiene que todo comenzó en la noche del 10 de marzo de 2001 cuando regresaba de la pizzería ubicada en el barrio de Nueva Córdoba, donde trabajaba.
A una cuadra y media de su vivienda, en barrio Nuestro Hogar III, dos sujetos intentaron sustraerle la motocicleta en la que circulaba.
Al intentar frustrar el ilícito, Verónica aceleró el rodado, evadiendo a los malvivientes, quienes la balearon por la espalda.
Al llegar a su casa, fue asistida por su marido y un vecino, quienes la trasladaron hacia el Hospital Misericordia donde fue derivada al Hospital de Urgencias.
Fue intervenida quirúrgicamente y se le diagnosticó una lesión en la médula, la cual presentaba daños irreversibles: “Paraplejia”.
“Luego de unos días quedé sin trabajo, luché para obtener una silla de ruedas, el Ministerio me había cedido una pero era muy pesada. Hicimos una rifa y con la ayuda de todos los medios logramos vender todos los números y así comprar una más moderna y liviana”, recordó.
Fue tal el esfuerzo de Verónica que en la actualidad manifiesta que lleva una vida con total normalidad, hasta cocina y hace deportes.
“Soy totalmente independiente, conseguí trabajo: soy cajera de un Pago Fácil y eso nos cambió mucho la vida. Pude comprar un auto, hago deporte, como por ejemplo tenis de mesa en la Municipalidad”, relató.
“Con la rehabilitación logré fortalecer los músculos de la panza que me permiten movilizarme, bajarme al piso y subirme a la silla”, señaló la mamá coraje.
Y agregó: “Ahora reniego como cualquier madre y mujer, cocino, limpio, lavo la ropa, hago todo lo que hace una ama de casa”.

Fuente: www.cadena3.com

No hay comentarios: