**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


viernes, 20 de agosto de 2010

JORGE DONN

Mucho antes de que Julio Bocca fuera conocido en todo el mundo o que Maximiliano Guerra conquistara los teatros de Europa se destaco otro argentino en el mundo de la danza y el ballet, el cual llegaria a ser considerado uno de los mejores del mundo.
Jorge Donn, genio de la danza, nació en la localidad de El Palomar, provincia de Buenos Aires (Argentina) el 25 de febrero de 1948. Fue uno de los cuatro hijos de Mauricio Itovich, y Rosa Donn.
En 1955 ingresó a la Escuela de Danzas del Teatro Colon un año antes de los 8 reglamentarios, y durante los siguientes diez años, estaría diariamente aprendiendo de Aída Mastrazzi, Jorge Tomín, Michel Borowsky, María Ruanova y ampliando sus conocimientos en danza moderna, entonces muy mal vista en el Colón- con Renate Schottelius.
A los 16 años se recibió, con mención especial, e ingresó al cuerpo de baile del Colón. Ya había actuado con la compañía de Beatriz Ferrari, hecho algo de televisión, también publicidad, algunas comedias musicales. Y el papel de Puck en "Sueño de una noche de verano" con Esteban Serrador. Para entonces ya usaba como nombre artístico el apellido materno.
En ese año iba a cambiar su vida, ya que en ese mismo 1963, Maurice Béjart vino por primera vez a la Argentina con su compañía Ballet del Siglo XX. "Tome una clase con él: y me dijo que tenía condiciones, pero que no podía ofrecerme un lugar en su elenco. No me convencí - dijo el bailarín en sus evocaciones - Un amigo me dio el dinero para el pasaje y me fui a Bruselas, sede de la compañía"
"Béjart se quedó frió al verme: (Te dije que no tenia trabajo para ti). Insistí con suerte: uno de los chicos del elenco se había enfermado y accedió probarme. "Fue lo mejor que podía sucederme en la vida"
Tres años después, Donn protagonizaba Romeo y Julieta. En 1967 era el primer bailarín de Béjart, quién compuso más de treinta obras para el: Bhakti (1968), Nijinski, clown de Dios (1971), Golestan: el jardín de las rosas (1973), Lo que el amor me dice (1974), Nuestro Fausto (1975), Leda (1978), Adagietto (1981) y otras.
Formando parte del grupo de Béjart, en 1976, fue invitado por George Balanchine a bailar como primera figura del New York City Ballet.
En ese año, ya Béjart lo había ascendido a codirector artístico, y en 1979 lo presentaba como su bailarín estrella.
Paradójicamente sus compatriotas argentino solo llegarían a valorarle y apreciarle popularmente por una película: Los unos y los otros, de Claude Lelouch. Con ese filme difundiría por todo el mundo su versión del Bolero de Ravel que había estrenado en 1979.
Su figura brillo en todos los escenarios, desde el Teatro Real de la Moneda a los Jardines de Boboli; desde el Teatro Colón al Festival de Baalbeck; desde la Opera de Paris hasta el Bolshoi de Moscu. A veces como partenaire de Maia Plissetskaia, Ekaterina Maximova o Natalia Makarova .
En 1987, cuando la Compañía de Bejart (el Ballet del Siglo XX) se trasladó a Lausana, Donn se radicó en esa ciudad suiza, y comenzó a dedicarse a la docencia y a tratar de separarse profesionalmente de su maestro.
En 1990 ya enfermo de sida, fue una vez "Nijinsky, clown de Dios", junto a Cípe Lìncovsky. Y en una gira mundial comenzaba su despedida artística y también humana. Jorge Donn falleció el 30 de noviembre de 1992.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bailarin maravilloso, todavía hoy muchos lo desconocen.

Anónimo dijo...

Hola Amigos: Hace unos dos años atrás fuí a ver a la gran artista Cipe Lincovsky en un teatro de mi ciudad, Buenos Aires. Aproveché a esperarla para felicitar su excelencia interpretando textos de Brecht, y su creación impresionante como artista. Luego de hacer esto, la miré a los ojos, y le dije algo así: "Además Cipe, quiero agradecerte el haber estado hasta último momento al lado de ese grande que fue Jorge Donn, porque yo comparto con él, además de su amor por el Ballet, la enfermedad que lo llevó a la muerte". Cipe, me tomó de una mano y luego de preguntarme cómo estaba yo con ella, me dijo muy emocionada: "Ay...si ese chico hubiera aguantado un año más, ahora estaría vivo...!!!". Se me erizó la piel, nos emocionamos juntos, y me fuí tan agradecido de estar hoy yo aquí y poder verlo,y poder sentirlo, poder seguir amándolo...!!!. VIVA JORGE DONN, VIVA LA VIDA...!!!.
MUCHAS GRACIAS.
Miguel Angel Pascale Aguirre
(Mi Facebook)