**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


domingo, 22 de agosto de 2010

TIMOTEO GORDILLO (1814-1894)

Hace dos centurias aproximadamente, durante la Confederación la población carecía de medios de transporte y sólo se viajaba por los polvorientos caminos en carretas o a caballo. Los viajes se hacían cosa de contar, pues sus leguas podían computarse por sus peripecias. En algunos pueblos encontrados al paso se comía y se dormía, donde se mudaban los caballos para reemplazar a los cansados.
Y para pasar la noche, no había un lugar donde extender unas mantas. Si hacía frío, ni un poco de leña para hacer fuego, si hacía calor, los mosquitos eran millones y las sabandijas se multiplicaban fantásticamente.En algunos lugares no se encontraba agua, salvo la de algún riacho. Muchos hombres no estaban preparados para sobrellevar tales aventuras.
La caída de Rosas en 1852, a la par que se daban los primeros pasos de organización nacional, los hombres sentieron anhelos de superación y progreso proponiéndose dar urgentes soluciones a los problemas como sería el aislamiento de los pueblos en la inmensa geografía argentina - como pintara Sarmiento en su obra "Civilización y barbarie".
En tales circunstancias retornaba al país desde el exilio que le impusiera la tiranía, don Timoteo Gordillo.
Nacido en La Rioja, en un pueblito llamado Malligasta el 22 de agosto de 1814, en el seno de un hogar donde se conociera las persecuciones políticas, pues su padre Pedro Antonio Gordillo por Facundo Quiroga debió emigrar repetidas veces a Chile.
A la edad de 14 años, el joven Timoteo debió trasladarse lejos de su terruño antes que Quiroga fusilara a su padre y a su tío por negarse a entregarle sus bienes y tierras. Su madre, doña Patricia Ortiz de Ocampo (hermana del general Francisco Ortiz de Ocampo comandante del primer ejército al Alto Perú enviado por la Junta del 25 de Mayo de 1810) ante tales circunstancias perdió la razón dejando en el desamparo a su prolífera familia.
Recién Timoteo recibiría noticias del infortunio mucho tiempo después debido a la falta demedios de transporte, lo que despertaría empujado por su esposa, doña Amalia Cordero Bedoya, su afán de construir caminos y organizar empresas para la conducción de pasajeros y mercaderías.
Luego de Caseros se radicaría en Mendoza donde alentó medidas edilicias altamente renovadoras y concibió el proyecto de crear una empresa de transporte similar a la que antes poseía en Copiapó.
Asociado primero con algunos vecinos cuyanos y luego con el presidente de la Confederación, el Gral. Urquiza y con el vicepresidente, el doctor Salvador del Carril, viajó a los Estados Unidos con el fin de adquirir los elementos indispensables para concretar el patriótico propósito.
En 1857 regresó con tres buques de quinientas toneladas cada uno cuya carga desembarcó en el puerto de Rosario - el que había sido declarado cinco años antes puerto de ultramar - conteniendo 100 diligencias, 150 carros de cuatro ruedas y elásticos (los primeros introducidos en el país), más implementos de agricultura y molinos. Arribaron junto a la carga, personal experto y técnico para atender su empresa.
Pese al despliegue de material y personal, no dejaron de surgirle problemas con sus antiguos socios mendocinos y por consejo del general Urquiza, les devolvió el capital invertido y devenido, creando una nueva compañía "Mensajerías Argentinas" integrada por los generales Urquiza y Virasoro. Con tales socios, don Timoteo Gordillo pudo en adelante realizar sus operaciones libremente.
De los tres senderos existentes, le interesó en primer lugar la que unía Rosario y Córdoba que continuando hacia Salta llegaría al Perú. Ruta que junto a las que iban al Paraguay y Cuyo convergirían en Buenos Aires, las que habían sido transitadas por los conquistadores españoles, quienes a su vez habían seguido las huellas dejadas por los indios.
Con sus gestiones después lograría reducir el recorrido entre Córdoba, Santiago del Estero y Tucumán.
En 1861 sus actividades sufrirían una grave crisis a causa de la guerra entre Buenos Aires y la Confederación en la que finalmente Urquiza sería derrotado por Mitre. Perdió más de 100 carros prestados para la lucha
En 1865 el estallido de la Guerra con el Paraguay significaría nuevas pérdidas de carruajes donados al Ejército.
En síntesis, la guerra todo le quitó a ese hombre emprendedor que abriera caminos y mensajerías en las soledades más alejadas del país; y más en los últimos años de su vida y hasta su fallecimiento ocurrido el 29 de agosto de 1894, cambiaría su función de empresario por la de intendente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Bibliografía:
Larran de Vere Alberto: "Héroes del trabajo en la Argentina". Biblioteca Billiken. Buenos Aires 1949.
Jewell Carlos: "Mensajerías Argentinas". Buenos Aires. 1966.

Gordillo Timoteo. Pasaje. Topografía:
Corre de E. a O. desde la calle Castellanos hasta Alsina.
Se le impuso ese nombre por Decr. 21924 del año 1958.
Recuerda a don Timoteo Gordillo (1814 - 1894) precursor de la vialidad nacional.










Relación histórica de Timoteo Gordillo con Rosario

El diario "La Nación" en su edición del 22 de agosto de 1964. Pág. 4 con motivo del sesquicentenario de su nacimiento enuncia:
En sus "Memorias " narra esta etapa de su vida así: "1856... trabajé la barraca desde la barranca del río Paraná, sobre el terreno que antes de irme a Norteamérica había comprado, solicité del Congreso que me diera gratis terrenos fiscales a entre las provincias de Santa Fe y Córdoba para hacer un camino postal directo que uniese a Rosario y Córdoba con estaciones cómodas para los pasajeros, de cuatro en cuatro leguas; hacer pozos y represas donde no había agua; levantar fortines para la defensa contra los indios, y otras medidas precaucionales contra los peligros que en esoa caminos había. Esto concedido, me puse inmediatamente a la obra poblando los desiertos".
Con el tiempo, instalado el Ferrocarril Central Argentino, las antiguas postas de Gordillo se transformarían en prósperas poblaciones.

http://elrincondelpayador1.blogspot.com

No hay comentarios: