**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


miércoles, 5 de enero de 2011

DEPRESIÓN

La depresión afecta no sólo a quiénes la padecen, sino también a quienes les importa el bienestar de ellos: familia, amigos y compañeros de trabajo.
Si la persona que está deprimida es un familiar, un esposo, un compañero, un niño o un amigo, el estar bien informado, aliviará alguno de sus miedos e incertidumbres, y le dará estrategias para hacerle frente a la depresión. Sobrellevar junto a otra persona la depresión, puede ser una experiencia muy difícil. Requiere paciencia y valor por ambas partes.
Le presentamos algunas cosas que usted puede hacer para aliviar el camino de ambos.
Estar ahí
Si usted nunca experimentó un episodio depresivo por usted mismo, entonces es imposible saber en qué grado de desvaloración, desamparo y desesperación una persona puede sentirse cuando está sumida en ella. Pero incluso si usted no sabe como siente, puede ofrecerle empatía y compasión a alguien que está deprimido. Simplemente el estar ahí para esa persona puede diferenciar el curso de su enfermedad. Para poder ayudar, debe entender que la depresión es una enfermedad seria que requiere la atención profesional. No es el resultado de un defecto del carácter. No es vagancia o flojera. No es un simple caso de “días bajos”. Las personas que la padecen no están engañando a nadie. No pueden hacer nada por evitarla tal como un individuo con diabetes o artritis no puede evitar tener estas enfermedades.
Cómo ser un apoyo
Una vez que usted entienda que la depresión no es algo que la persona a quién usted quiere tiene control sobre ella, puede ser más fácil ofrecerle ayuda y cuidado. Aquí algunas sugerencias para ayudar: • Exprese su preocupación • Reconozca el dolor de la persona con depresión sin que esto implique que usted sabe cómo se siente. Escuche si desea hablar, pero no trate de forzarle a exteriorizar lo que siente. No haga preguntas que supongan una intrusión en la situación de la otra persona... El permanecer aislado y poco comunicativo es a menudo parte de la enfermedad. No se lo tome como algo personal. Pregúntele cómo usted puede ayudar. Su persona querida puede no tener sugerencias específicas de las cosas que usted puede hacer, pero él o ella sabrá que usted está deseando ser su apoyo. Ofrézcale esperanza. Recuérdele que la depresión es tratable y que conseguirá estar mejor . Si su persona querida está bajo tratamiento, recuérdele suavemente que lleva un tiempo para que éste haga efecto.

• Dele refuerzo positivo
• La gente deprimida se siente a menudo sin valor, y hacen mucho hincapié en sus fallos, fracasos y defectos. Recuérdele sus cualidades y capacidades y cuánto significa para usted.
• Mantenga su sentido del humor
• Usted probablementes se sentirá frustrado e incluso enojado ocasionalmente. Eso está bien, pero trate de no desahogarse delante de la persona que está deprimida y no centre su cólera en él o ella. Utilice el sentido del humor cuando sea posible para diluir la tensión y aligerar la atmósfera, pero no haga bromas a costa de su ser querido deprimido.

Fomente la vida saludable y las actividades sanas. Invítele para actividades, visitar a amigos mutuos o familiares. Pero no le empuje y no espere muchos resultados demasiado pronto. Recuérdele suavemente la importancia del ejercicio y de una dieta sana.

No hay comentarios: