**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


martes, 18 de enero de 2011

QUÉ COMER DURANTE LA HEPATITIS

Una especialista indicó cuáles son los permitidos y cuáles no cuando se cursa alguna de las variantes de esta enfermedad. Qué debe tener una dieta saludable y nutritiva
La hepatitis es una enfermedad que provoca la inflamación del hígado. Actualmente existen 3 principales virus que pueden provocarla; son nombrados en orden alfabético: hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C.
La hepatitis produce la alteración del funcionamiento del hígado, por lo cual el proceso de digestión se ve afectado.
Se recomienda utilizar alimentos muy suaves, que no necesiten de gran esfuerzo hepático para ser digeridos y absorbidos.
Los alimentos ricos en grasas o las preparaciones que agregan grasa, como por ejemplo las frituras, deben evitarse por completo. Tampoco pueden consumirse alcohol ni estimulantes (cafeína, guaraná, chocolate, etcétera): beba agua para evitar la deshidratación.

Entre los productos a evitar están:

* conservas en aceite,
* chocolate,
* pescados grasos como atún o salmón,
* crema, manteca, margarina,
* frituras, condimentos picantes.

Y en caso de tener que tomar alguna medicación sin prescripción médica es vital que consulte a su médico: la mayoría de los medicamentos tienen incidencia hepática.
El reposo también es importante para que el hígado se recupere favorablemente.

Alimentos permitidos
Lácteos descremados: leche, quesos untables, ricota, quesos magros de pasta blanda como Port salud, muzzarella.
Huevo: evitar la yema y utilizar las claras, no fritos.
Carnes: las primeras 3 o 4 semanas evitar las carnes rojas, utilizando aves y pescados.
Vegetales: utilizar todo cocido y evitar los de hoja y coles como brócoli, coliflor y repollo.
Frutas: preferentemente cocidas y sin cáscara.
Cereales y pastas: con salsa fileto muy suave, poco aceite o queso untable descremado.
Pan: blanco o negro preferentemente tostado al horno.
También azúcar, jalea, miel, dulce de batata y de membrillo.

El cuidado de la alimentación y el reposo permite que el hígado se recupere correctamente y no queden secuelas.

Lic. Cristina Maceira para Nutrar.com