**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


martes, 13 de julio de 2010

CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE

Compremos muebles duraderos. Esto no quiere decir que tengan que ser nuevos, también podemos reciclar alguno o acudir a tiendas de segunda mano.

Si tiene jardín, instale riego por goteo o utilice una regadera manual. Y cuide mucho el uso de plaguicidas y fertilizantes químicos.

Si es posible, pidamos que las facturas y recibos mensuales lleguen a nuestro correo electrónico en lugar de al buzón de cartas de casa. Así después habrá menos papel que tirar.

La regla clave para hacer más habitable nuestro entorno urbano: conducir menos. El transporte público consume seis veces menos energía que el privado por cada viajero y, demás, su contaminación, créalo o no, es menor. Si fuéramos a pie en todos los desplazamientos de menos de dos kilómetros, podríamos ahorrar miles de litros de combustible al año.

Si nuestra única opción es el automóvil, busquemos uno que consuma lo menos posible. Pensemos en las opciones de modelos híbridos o en optar por combustibles más limpios, por ejemplo pasando el auto a gas, tenemos vehículos mucho menos contaminantes.
También le conviene saber que los vehículos más grandes gastan más combustible que los pequeños. Y buena parte de su consumo dependerá también de la persona que esté al volante. Una conducción eficiente puede reducir el gasto de combustible y la emisión de CO2 un 15%. Primera regla: una velocidad moderada y constante.

Reclamemos zonas verdes, pequeños pulmones para nuestra ciudad. Cumplen una importante función psicológica. Está probado que en barrios con zonas de esparcimiento verde, los niveles de conflictividad, estrés y depresión de sus vecinos disminuyen. Son una válvula de descongestión. En vez del uso de césped, pidamos plantas autóctonas, que requieren menos riego y más imaginación.

No hay comentarios: