**ES BUENO COMUNICARNOS**


Creado el 13-09-2009
GRACIAS POR LA VISITA.


**A quienes con su aporte y confianza me permiten mostrar los temas que son de mi inquietud...
GRACIAS DE CORAZÓN!!!**


*Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá*


lunes, 5 de julio de 2010

LUIS SANDRINI

Luis Santiago Sandrini Lagomarsino (Buenos Aires, 22 de febrero de 1905 - 5 de julio de 1980), fue uno de los actores cómicos populares argentinos más respetados y queridos por el público y la crítica.
Nació en la Ciudad de San Pedro (Buenos Aires) y era hijo de inmigrantes genoveses. Su padre era un actor teatral y empezó a trabajar en un circo junto a sus padres, como payaso. En la década de 1930, en la compañía teatral de Muiño y Alippi, donde conoció a su primera mujer, la actriz Chela Cordero. Debutó en el cine en 1933 actuando en la primera película sonora argentina ¡Tango! dirigida por Luis José Moglia Barth en la cual trabajaban, un grande del teatro de revistas como Pepe Arias y las estrellas del tango Libertad Lamarque, Azucena Maizani y Tita Merello, con quien tuvo un romance cuando filmaron la película Juan Tenorio. También se lució en la radio, donde hizo Felipe, que fue el prototipo del porteño bonachón, creación de Miguel Coronatto Paz, que tuvo tanto éxito que años más tarde fue llevado a la televisión en Canal 13, donde compartió pantalla con otros grandes cómicos como Tato Bores, Alberto Olmedo, Pepe Biondi, José Marrone, Carlos Balá, Dringe Farías y Juan Carlos Altavista, entre otros.
En el teatro hizo Cuando los duendes cazan perdices, luego llevada al cine, y, detrás de bastidores, quedó asombrado por la belleza de la joven actriz Malvina Pastorino con la cual se casó. Este éxito rotundo hizo que se convirtiera en la figura popular más representativa de la década de oro del cine argentino; que luego se afianzó con la película que inauguró la "serie de hoteles alojamientos de la década del '60", que fue La Cigarra no es un bicho de Daniel Tinayre.
Sus últimas apariciones fueron en películas familiares costumbristas de Enrique Carreras. Falleció cuando rodaba la película Qué linda es mi familia, de Palito Ortega, donde trabajó junto a otra grande, Niní Marshall.

3 comentarios:

Edit dijo...

Conocí a Sandrini en mi niñez...
Siempre que lo ví me inspiró una gran dernura.
Un gran artista de las emociones.
Nos dejaba siempre mensajes de que todo habia que hacerlo por amor a la familia y los amigos.
Cuanta falta noas hace reeditar esta visión de la vida!!!!
Como cuesta transmitir a nuestros hojos aquellos valores, en esta corriente actual que avasalla tantos bienes comunes.
Un abrazo. Que tengas una hermosa semana.

Es bueno comunicarnos (Myrian) dijo...

Hola Edit, Sandrini ha sido un tierno y actor de aquellos que cuando nacen, se rome el molde. Es verdad, para aquellos que hemos tenido la suerte de vivir en tiempos donde los artistas dejaban ése mensaje tan siemple pero profundo de los valores humanos, es difícil hacer entender lo desvirtuado y en muchos casos,lo agesivo y escandaloso que día a día se muestra a los niños, jóvenes y sociedad en general. Esperemos poder dar una vuelta de tuerca y regresar a los valores importantes, como la familia, la amistad, el respeto, la ética, por sobre todas las cosas. Nosotros no debemos decaer, y desde el lugar que estemos, trabajemos para inculcar y realzar ésas valores. Un gran cariño y muy buena semana también.

Anónimo dijo...

qUÉ ACTOR GRANDIOSO, INOLVIUDABLES SUS PÈRSONAJES.